Instrumentos de musica (viento, cuerda, percusión,…)

Violín

Definición de violín

El violín es un instrumento de procedencia italiana, cuya palabra parte del término viola, en su forma diminutiva en italino, «violino». El nombre de los otros dos instrumentos clásicos de cuerda (violonchelo y contrabajo) también parte de la viola.El violín es un instrumento de cuerda frotada, acompañado por un arco con el cual se toca el violín. El violín es un instrumento musical que cuenta con cuatro cuerdas afinadas por quintas, un diapasón sin trastes y un cuerpo. El cuerpo del violín es menos profunda que el de la viola. Este instrumento se sostiene en el hombro izquierdo, usando la mano izquierda para presionar las cuerdas mientras la mano derecha se usa para ejecutar los movimientos con el arco o vara.

El violín está construido con diferentes elementos y tipos de madera (ébano, pícea, maple, palo de rosa), que son ensamblados y pegados entre sí. El violín es el instrumento más pequeño y con la tesitura más aguda de los instrumentos musicales de su familia, donde también se incluyen la viola, el violonchelo y el contrabajo.

Violin

En los violines antiguos se usaban tripas para construir las cuerdas. Actualmente también se construyen de metal, tripa entorchada con aluminio, plata o acero. También se están realizando con materiales sintéticos que reproducen la calidad sonora de los materiales anteriores.

Se clasifican por su tamaño y van de acuerdo a la longitud de la mano: el 4/4 suele ser de 14 pulgadas o 35,5 cm y su ancho máximo de 20 cm,con un alto de 4,5 cm; es el más grande y es el utilizado por los adultos. Los violines de tamaño menor,denominados 3/4, 2/4 y ¼, están destinados a jóvenes y niños. Existe también un violín de tamaño ⅞ o «Lady», utilizado por algunas mujeres o por varones adultos de manos pequeñas.

Historia del Violín

Las referencias indican que el violín surgió en Italia a comienzos del siglo XVI. Aunque hay algunas ideas de un instrumento con semejanzas en el Oriente no se han encontrado evidencias definitvas que puedan hacer pensar que sea ese el origen del violín. Parece más bien que su evolución procede de la fídula (también viella o rebec) y la lira de braccio, este último con gran parecido con el violín. También parece que la viola de gamba estaría detrás de su origen, tratándose de un instrumento de seis cuerdas con trastes que surgió en Europa antes que el violín.

Durante los siglos XVII y comienzos del XVIII se conoce el brillante desarrollo en la construcción de violines en talleres de Italia, como fueron los casos de Antonio Stradivarius y Giusepe Guarneri, también Jacob Stainer de origen austríaco.

En los comienzos del violín

El antiguo violín disponía un mango de mayor grosor que el actual, también menos inclinación hacia atrás, su diapasón era más corto, y disponía un puente más bajo. Las cuerdas del mismo estaban hecho solo de tripa. También el diseño de los arcos eran algo diferentes a los existentes hoy en día. Posteriormente a su aparición, en los siglos XVIII y XIX las características constructivas sufrieron variaciones que llevaron al violín a producir un sonido más duro y brillante. Sin embargo, diversos violinistas del pasado siglo han restaurado y rescatado instrumentos del siglo XVIII, considerando que eran más adecuados para interpretar la música antigua.

Inicialmente el volín no contó con mucha aceptación y reputación, utilizándose para acompañar danzas o doblar a las voces en la interpretación de música polifónica. Fue a comienzos del siglo XVII que gradualmente fue aumentando su reputación, siendo utilizado en óperas, y también impuslado por la orquesta del rey Luis XIV. La tendencia continuó también durante el barroco.

Con el transcurso del tiempo el violín se fue convirtiendo en el protagonista principal en obras instrumentales, como la sonata, opera, el concierto a solo,… Y ya a mediados del siglo XVIII era uno de los instrumentos más prestigiosos dentro del ámbito musical europeo. En la orquesta formaba parte de la sección principal, y más importante, representando la mitad o más de los miembros de la misma. El cuarteto de cuerdas, una de las agrupaciones musicales desarrolladas durante ese período, solía estar integrado por dos violines, viola y violonchelo.

El violín comienza su ascenso

Violinista tocando el Violín
Violín

Este instrumento se convirtió en el principal integrante de las obras instrumentales: el concierto a solo, el concierto grosso, la sonata, la trío-sonata, la suite y la ópera. A mediados del siglo XVIII era uno de los instrumentos solistas más populares de la música europea. También formaban la sección más importante de la orquesta, con más de la mitad de sus integrantes. La agrupación instrumental de cámara más desarrollada de este periodo, el cuarteto de cuerdas, está formada por dos violines, viola y violonchelo.

Por último comentar la constancia, desde el barroco hasta los tiempos actuales, en la creación de obras para violín por parte de la mayoría, si no todos, de los compositores. Entre los conciertos más conocidos están los de Ludwig van Beethoven, Johannes Brahms, Felix Mendelssohn. Grandes maestros en el siglo XX han reforzado, a través de sus logros artísticos y técnicos, la potencialidad musical y el alcance de un instrumento musical como el violín.

Partes del violín

En esta sección mostraremos las distintas partes que componen la estructura física de un violín, conociendo la utilidad de cada una de ellas para lograr los sonidos exactos de este instrumento.

  • Voluta: elemento que se encuentra en la parte superior del violín, la mayoría de las ocasiones se presenta en forma de espiral. También es posible encontrarla con forma de cabeza de león o cualquier otro personaje.
  • Mango «Mástil»: es la sección donde el violinista sostiene el violín con la mano izquierda, en la mayoría de los casos. El mango también ofrece soporte al diapasón.
  • Diapasón: este elemento está pegao entre el mástil y el cuerpo del violín. Es una parte esencial del violín, ya que su buen estado determinará en gran parte la calidad de las notas musicales que reproduzca el violín.
  • Orificios «f»: estas son aperturas existentes en la zona central del cuerpo del violín. Son útiles para favorecer la oscilación con la presión de las cuerdas.
  • El puente: este es un elmenento indispensable y muy importante, el cual queda sostenido sobre la caja del volín y con la presión de las cuerdas sobre él. Su función es transmitir vibraciones de las cuerdas amplificando el interior del violín.
  • El cordal: es la parte que sujeta las cuerdas de la parte inferior del cuerpo del violín. Es posible encontrarlo con diferentes modelos, variedades y materiales.
  • Apoyo de la barbilla: este elemento se utiliza para apoyar el mentón, de modo que el violinista pueda sujetar mejor el violín. Al mismo tiempo este elemento evita la actuación directa de la transpiración del violinista sobre el barniz del violín, ayudando a protegerlo.
  • El alma: esta es una pieza de forma cilíndrica generalmente de madera de pino, que es introducida a través del orificio de la «f». Tiene el objetivo de presionar las tablas superior e inferior del cuerpo del violín. Al hacerlo esto transmite vibraciones en todo el instrumento, siendo una pieza muy importante.
  • Parte lateral «costillas»: presenta la forma de C, lo cual permite completar el sellado de la caja de resonancia.
  • Clavijero: Situado en la parte superior del mástil, se alojan las clavijas en él.
  • Clavijas: situadas en el clavijero, estas piezas tensan las cuerdas y permiten la afinación de las mismas.
Partes del violín y del arco

El arco también es un elemento importante para la interpretación con el violín, y necesita también su cuidado. Los distintos elementos que componen el arco del violín son: Punta, Vara, Entorchado, Tornillo, Nuez, Cerdas.

Posición del violín

La manera de sostener tanto el violín como el arco es una parte importante en la enseñanza del instrumento para lograr una buena técnica de ejecución, por lo tanto debe tener una primordial consideración al empezar el estudio del instrumento. Lo primero a tomar en cuenta en la posición del violín, es que este debe sostenerse de tal manera que los ojos se puedan fijar en la cabeza del violín; y a su vez el brazo izquierdo debe acomodarse ligeramente hacia adelante para que los dedos se coloquen de manera natural y perpendicular al diapasón.

Del mismo modo es importante la correcta y relajada colocación del instrumento entre el cuello y el hombro, tanto para el logro de un buen sonido y ejecución como para proteger al instrumentista de lesiones por tensiones innecesarias. Debe ser colocado lo más alto posible para que el brazo izquierdo, la mano y los dedos tengan libertad de movimiento para poder cambiar de posición con facilidad.

Conclusión

El violín, siendo un instrumento de gran belleza sonora y apareciencia física, se ha convertido con el tiempo en una expresión de la elegancia y la clase. Un instrumento musical de gran versatilidad, con capacidad para tocar casi cualquier tipo de música. Todo esto, y muchos más motivos, han llevado al violín a ser uno de los instrumentos favoritos de los músicos y también de los amantes de la música en todo el mundo.